fbpx

3 sencillos pasos para adiestrar a tu perro en su jaula

Adiestrar tu cánido puede parecer una labor deprimente.

En nuestro último blog post de esta serie discutimos las ventajas asociados con el adiestramiento de cajas. Esta vez nos vamos a centrar en facilitar el proceso de adiestramiento de cajas en 3 fáciles pasos que cualquiera pueda proseguir. Usted asimismo puede tener un can entrenado de manera exitosa que está feliz de dormir en su caja y retirarse allá cuando la vida se vuelve agitada!

Después de escoger la jaula de tu can, el paso inicial es introducir de forma lenta los nuevos muebles a tu cánido.

Paso 1: Introducir en la jaula

  • Elija su localización y ponga una manta suave o bien una almohadilla en la caja. Agrega ciertos juguetes y masticas preferidos. Por favor, tenga en cuenta: no dé masticadores y juguetes si su cánido es un masticador pesado o bien no se confía en masticar mientras que no está supervisado. Ciertos perros pueden destruir juguetes o bien masticar y padecer impactos o bien ahogarse en las piezas.
  • Si su can empieza a investigar la caja por su cuenta, dé un montón de encomios y gominolas por acercarse o bien en la caja por su cuenta. ¡Desearás aprovisionarte de gominolas de adiestramiento para este proceso!
  • Si no viene a investigar por su cuenta, siéntese al lado de la caja y hable con él en tonos suaves y calmantes. Llámalo a ti. Recuerda dar gominolas y loas toda vez que se aproxima a la caja.
  • En el momento en que se sienta cómodo estando en torno a la caja, empiece a tirar pequeñas gominolas justo en la puerta. Elógielo toda vez que entra para recobrar el regalo.
  • Ocasionalmente donde las gominolas más atrás hasta el momento en que vaya hasta el momento en que va todo el camino en la caja. Mucha loa y amor a lo largo de este paso. Esta es la parte que puede tomar más tiempo. Recuerda jamás forzarlo a entrar en la caja. Deseas que escoja entrar en la caja por su cuenta.

La clave que bastantes personas ignoran es que el adiestramiento de cajas no ocurre de un día para otro. En dependencia de su can individual, este proceso podría tomar semanas. Usted desea tomarlo lento y solo proceder cuando su cánido está cien por ciento cómodo con el paso precedente. Si comienzan a enseñar renuencias o bien se sienten meridianamente incómodos, reduzca su ritmo y vuelva al paso precedente.

Paso 2: Cierre la puerta

  • Ahora que se siente cómodo entrando y saliendo de la caja, cierre la puerta mientras que está dentro por unos segundos. Abre la puerta y loarlo por su buen comportamiento. El primer par de veces solo lo cerró por un momento o bien 2. Acrecentar gradualmente la cantidad de tiempo que la puerta está cerrada.
  • En esta etapa puede empezar a nutrir sus comidas en la caja. Comienza por dejar la puerta abierta. Como está más cómodo con la puerta cerrada, se puede cerrar mientras que come y abrirlo cuando haya terminado.
  • Aumente gradualmente la cantidad de tiempo que la puerta está cerrada hasta el momento en que llegue a unos diez minutos de que la puerta esté cerrada.
  • No retribuya a su can abriendo la puerta si se protesta. Espera reposadamente hasta el momento en que deje de gimotear, y después déjalo salir.
  • En esta etapa debe añadir un comando toda vez que le solicite que introduzca la caja. Mantenlo simple y consistente, como «Caja» o bien «Vete a la cama»

Paso 3: Salir de la habitación

  • Su can ha perfeccionado el paso dos. Ahora pídele que vaya a su caja, cierre la puerta y salga apacible y reposadamente de la habitación. La primera vez que solo ha de estar fuera de la vista a lo largo de unos segundos.
  • Retorna y abre la puerta de la caja, y alaba su buen comportamiento, mas no hagas una producción de regresar. Deseas que se sostenga lo más apacible posible
  •  Poquito a poco en los próximos días acrecentar la cantidad de tiempo que sale de la habitación hasta el momento en que esté hasta treinta minutos al unísono.
  • Cuando haya llegado a treinta minutos, intente salir de la casa por periodos cortos de tiempo (diez-quince minutos), trabajando gradualmente hasta un periodo prolongado
  • Recuerde, un cánido no ha de estar encogse a lo largo de más de cinco-seis horas al unísono, singularmente sin ejercicio. Los cachorros han de estar encog unidos a lo largo de no más de tres-cuatro horas al unísono.

Es eso, 3 fáciles pasos para encañonar adiestrar a tu can. El ingrediente clave es la paciencia, y este proceso puede requerir mucho de él. No te frustres ni te rindas. Va a ser con el ahínco en el momento en que su can vea la caja como su hogar y cobijo. ¡Buena suerte! Asegúrese de informarnos en los comentarios si tiene algún otro consejo que le agradaría compartir!

Política de Cookies - Política de Privacidad - Aviso legal - Sobre Nosotros(Contacto) - MantayPalomitas.com