Maine Coon

Cuidados Maine Coon

Historia del Maine Coon

gatos maine coon

Del Maine Coon no nos podemos olvidar nunca si hablamos de razas de gatos domésticos.

El Maine Coon es una de las razas que mayor tamaño adquieren. Además, es capaz de deslumbrarnos a todos gracias a sus enormes ojos y precioso pelaje.

Esta raza de origen estadounidense, fue creada por primera vez en el estado de Maine. De ahí su nombre. Surgieron de la mezcla de los gatos salvajes del noreste de Estados Unidos y los de Angora que habian sido llevados por Ingleses en sus embarcaciones.

Existen multitud de leyendas sobre su aparición incluso la de que su segundo nombre indica que nace de la mezcla de un gato (cat) y un mapache (racoon), aunque los expertos lo descartan por ser biológicamente imposible.

Son unos excelentes cazadores por lo que han sido muy utilizados en granjas para el control de plagas de roedores. En la actualidad se han convertido en animales de compañía y el gran interés de las personas por ellos ha producido que estos animales adquieran un valor comercial muy elevado. Su precio actualmente oscila entre los 800€ y 1500€.

Características Físicas

Es una de las razas de gatos domésticos más grandes que se conocen.

-Altura a la cruz: Los machos son mucho más grandes que las hembras. Llegan a medir entre los 25 y los 40 cm de altura y entre 1m. y 1,20m de largo desde el hocico hasta el final de su cola.

-Peso: De 10 a 14 Kg.

-Tipo de pelaje: Tupido de pelo grueso, semilargo y liso.

-Color del pelaje: Se puede presentar en infinidad de colores.

-Esperanza de vida: Entre 10 y 15 años.

Carácter de los Maine Coon

A pesar de lo que su aspecto pueda trasmitir. El Maine Coon es un gato muy cariñoso y juguetón. También es un gato tranquilo que siempre evitará entrar en trifurcas innecesarias y al que además le encanta dormir.

Se trata de un animal que se adapta perfectamente a la vida en exterior, como por ejemplo granjas, chalets, campos, etc. ya que son muy curiosos y este tipo de hogares les permite el uso de todos sus instintos básicos. En general es un gato que necesita una actividad física elevada durante el tiempo que permanece despierto y puede ser una muy buena elección escogerlo como mascota ya que son animales muy dóciles y sociables.

Además, al contrario que ocurre en la gran mayoría de razas de gatos, los Maine Coon adoran el agua, por lo que no debería existir ningún inconveniente a la hora de tener que asearlo.

Por otro lado, aunque hablemos de que se trate de animales muy sociables, los Maine Coon también son muy autónomos y auto suficientes. Necesitan tener sus momentos de libertad y tendremos que acondicionar alguna zona para que puedan sentirse tranquilos y liberados lejos de nuestra presencia. Para esta raza son imprescindibles los momentos de intimidad.

También son animales verdaderamente inteligentes.

Cuidados Específicos de los Maine

Cuidados de los Maine Coon

El principal cuidado más característico que requieren los gatos de esta raza y de manera más acentuada que en otras es el cuidado de su pelo.

Debe cepillarse regularmente para evitar la formación de nudos y controlar que no tenga parásitos externos que puedan ocasionar alguna enfermedad a nuestro gato.

Los Maine Coon sufren por su facilidad para crear bolas de pelo. Una buena opción es la de proporcionarles malta para gatos. Con este producto conseguiremos reducir mucho este problema.

El resto de cuidados específicos son prácticamente los mismos que pueda necesitar cualquier otro gato se trate de la raza que se trate, salvo que es importante tener en cuenta su gran tamaño.

Debemos colocar un arenero acorde al tamaño del gato, uno grande en el que pueda enterrar sus deposiciones sin ningún inconveniente y siempre tendremos que vigilar que este limpio.

Muy importante también es la presencia de uno o varios rascadores donde el gato pueda afilarse sus uñas y entretenerse. Esto normalmente suele evitar que el gato utilice muebles o artilugios de la casa para tal uso y llegue a destrozar nuestro hogar.

También debemos controlar muy bien su peso puesto que los Maine Coon son propensos a sufrir sobrepeso. Esto ocurre sobre todo en hogares donde su movilidad y actividad física es reducida.

Al ser unos gatos tan activos, debemos jugar con ellos casi a diario durante 30 minutos o 1 hora como mínimo.

Alimentación

Los gatos son completamente carnívoros.

Es muy importante vigilar de cerca la alimentación de nuestro Maine. Son animales que tienden a comer mucho y puede ser que no seamos capaces de ofrecer a nuestro gato unas condiciones en las que realice una actividad física acorde a la ingesta calórica que le estamos ofreciendo, por lo que estos gatos en cautiverio sino se les controla la comida son muy propensos a sufrir sobrepeso.

Debemos ofrecer piensos balanceados de mucha calidad y reducidos en grasas.

Los Maine Coon no alcanzan su peso de adulto hasta los 4 años de edad. Por lo que cualquier indicio de que nuestro gato pesa más de lo que debiera será un motivo por el que acudir a un veterinario para un chequeo y valoración.

Salud y veterinario en los Maine Coon

Salud de los Maine coon

Resulta vital seguir el calendario de vacunación para gatos que nos establezca el veterinario y es conveniente acudir cada 8-9 meses a este para que realice un examen general.

Puedes ver el Calendario de Vacunación al final de la página de Cuidados de los gatos. Ve simplemente clickando Aquí.

Las enfermedades más comunes que suele padecer esta raza son:

-Displasia de cadera.

-Trastorno de la pared torácica.

-Cardimiopatía hipertrófica felina.

Política de Cookies - Política de Privacidad - Aviso legal - Sobre Nosotros(Contacto) - MantayPalomitas.com