Labrador Retriever

Cuidados del labrador

Historia de los Labradores

Labrador Retriever

El Labrador Retriever esta considerado el perro de compañía por excelencia. Aunque no siempre ha sido así. El Labrador “Retriever”(Perdiguero en Inglés) es precisamente eso, un perro cazador cuya presa principal son las perdices, aunque también se utilizaba en la caza de patos y faisanes.

El Labrador es originario de la isla de Terranova, cercana a la península de Labrador en Canadá. Se piensa que es allí donde surgió esta raza de la mezcla del Terranova con otras razas europeas. Resulta muy probable que tanto los Retriever como los Terranova sean descendientes de otra raza originaria de la isla llamada perro de agua St. John, considerada como extinta desde 1980.

Características Físicas

Esta considerado como un perro de raza mediana, aunque se trata de una raza bastante corpulenta.

-Altura a la cruz: Su altura ideal es de 56-57 cm para los machos y entre 54 y 56 cm para las hembras.

-Peso: Su peso suele oscilar entre los 30 y los 35 kg. en los machos y entre los 25 y los kg. en las hembras.

-Tipo de pelaje: Pelo fino y liso, suave, corto y brillante.

-Color del pelaje: Pueden encontrarse en negro, color chocolate o amarillo. Puede presentar una pequeña mancha blanca en el pecho.

-Esperanza de vida: Se sitúa entre los 10 y los 14 años.

Carácter del Labrador Retriever

El Labrador es probablemente la raza de perro más amigable y social que existe. Son animales sumamente inteligentes, leales y divertidos a los que les encanta pasar tiempo con sus dueños y realizar actividades al aire libre con ellos.

Son perros que tardan en alcanzar su edad adulta por lo que su etapa más inquieta de adolescencia puede prolongarse hasta los dos años o más. En ella será muy importante acostumbrar al animal a quedarse a solas pues se trata de una raza de perros muy apegada y puede sufrir bastante angustia a la hora de que tengamos que ausentarnos de casa.

Aún de adulto, el Labrador es un perro muy enérgico y precisa de bastante ejercicio físico diario al igual que necesitará relacionarse con otros canes.

Por todo ello, no es casualidad que durante décadas los perros de esta raza hayan sido utilizados como perros guía, perros de rescate o incluso de terapia debido a que su adiestramiento resulta bastante sencillo y muy eficaz. Todo esto unido a un carácter muy equilibrado y una obediencia inmejorable, hacen que el Labrador sea el perro más adecuado para estos fines.

Cuidados Específicos del Labrador Retriever

Cuidados del Labrador Retriever

Lo mejor que podemos ofrecer tanto a nuestro Labrador como a cualquier perro con aptitudes fisicas similares es una vivienda en la que disponga de un patio o jardín donde poder jugar y mantenerse activo.

Si es verdad que los perros de esta raza se acoplan bien a vivir en casas más pequeñas y cerradas pues también son muy familiares pero esto no debe hacer que nos olvidemos de sus paseos diarios y que incluyamos algo de ejercicio físico en ellos.

Lo más recomendable es sacarlo unas tres veces diarias o por lo menos reducir esa cantidad pero ideárselas para que el ejercicio físico diario se corresponda con las necesidades de la raza. Los Labradores son buenos perros cobradores de presas, por lo que no nos será complicado enseñarles a que nos traiga una pelota, frisbee o similar. Además, por su excelente carácter y obediencia son perros muy recomendables para realizar algún deporte en conjunto con ellos.

A parte del ejercicio físico y cariño diario, los Labradores no requieren excesivos cuidados específicos, su pelo es corto y duro por lo que podremos cepillarlos una vez a la semana y bañarlos una vez al mes o cuando realmente lo requiera.

Alimentación de los Labradores

De cachorro:

Lo más recomendable es que el recién nacido se alimente de leche materna hasta cumplir al menos el primer mes y medio de vida. Si no fuese posible que la madre alimente a los pequeños existen diferentes marcas en el mercado que ofrecen leche especial para cachorros. Una vez superada esta etapa, debemos proporcionar un pienso especial para cachorros de alta calidad y valor nutritivo capaz de suministrar a nuestro pequeño la suficiente energía que una raza tan movida como lo es el Labrador Retriever necesita.

Debido a su lento crecimiento, puede llegar a tardar hasta 2 o incluso tres años en alcanzar su tamaño adulto. Por este motivo tendremos que mantener un pienso de cachorro de raza grande hasta que ese hecho se produzca.

Adulto:

Una vez alcanzada esta fase, debemos cambiar el pienso de cachorro por el de perro adulto.

Para esta raza caracterizada por comer en abundancia y propensa a sufrir de sobrepeso, se recomienda suministrar un pienso con un alto porcentaje de carne que le aporte proteínas y que sea bajo en grasas o incluso light. Además este debe contener las vitaminas y minerales que los Labradores Retriever precisan. Un pienso de alta calidad que cumpla con las condiciones anteriormente mencionadas y específico para razas grandes sería un opción perfecta. Sino queremos complicarnos, en el mercado existen algunos piensos exclusivos para esta raza de perros.

Salud y veterinario en el Labrador Retriever

Cachorro de Labrador Retriever

Existen varias enfermedades hereditarias y propias de esta raza que les afectan. Por una parte encontramos problemas oculares tales como:

-Displasia de retina.

-Cataratas.

Con respecto a la musculatura del animal, las más comunes serían:

-Miopatía coccígea aguda o síndrome de la cola fría.

-Distrofia muscular

En cuanto a enfermedades relacionadas con las articulaciones, las más usuales que afectan a los labradores retriever son:

-Displasia de cadera.

-Displasia de codo.

Política de Cookies - Política de Privacidad - Aviso legal - Sobre Nosotros(Contacto) - MantayPalomitas.com