Cuidados que necesitan los Roedores

Cuidados Hamster

Características de los Roedores

Hámster Roedor

Los cuidados que necesitan los Roedores no son excesivamente complejos.

Los Roedores son una orden de mamíferos placentarios y omnívoros. Su distribución se extiende alrededor de todo el planeta a excepción de la Antártida.

Se conocen más de dos mil especies diferentes de Roedores lo que le convierte en el orden de mamíferos más numeroso de La Tierra. Aún así solo unas pocas son aptas para convertirse en animales domésticos. Algunos ejemplos de Roedores que son comúnmente domesticados son los Hámster, Jerbos, las Cobayas, las Ardillas, las Chinchillas, etc.

Su característica principal es la presencia de dos únicos incisivos en la parte frontal del hocico los cuales utilizan para roer, excavar y defenderse.

A menudo se utilizan estos animales (sobretodo los Ratones) en la investigación de nuevos tratamientos y vacunas. Se prueban sus efectos en ellos antes de que sean aplicados en seres humanos. Además se trata de animales sumamente inteligentes. Sus colonias se componen de un macho dominante. Este es capaz de ceder su turno preferente de comida a otro individuo si intuye que un alimento puede encontrarse en mal estado o contener veneno. Después esperará para ver si produce algún efecto negativo en él.

Cuidados Básicos Generales

cuidado de Ardilla, Roedor

Debido a su reducido tamaño y sus fáciles cuidados, ciertas especies de Roedores se han convertido en excepcionales animales de compañía. Son animales inteligentes, capaces de entender y aprender algunos de ellos e incluso mostrar afecto por su cuidador.

Los Roedores son animales que no necesitan excesivos cuidados ni que estos sean tan variados como en otras mascotas. Sin embargo resulta imprescindible conocer sus necesidades biológicas para poder mantenerlos en perfectas condiciones tanto de vida como de salud.

El primer paso y uno de los más importantes para la vida de nuestro Roedor es la elección que haremos de la jaula. En este punto siempre será conveniente elegir la de mayor tamaño que podamos adquirir. A su vez debe respetar las medidas entre barrotes para impedir que nuestra mascota trate de escaparse. Cada especie de Roedor necesitará un estilo de jaula diferente. Por ello será necesario escoger aquella que mejor se adapte a las necesidades de nuestro animal.

-Accesorios-

Otro ámbito importante será el de la elección accesorios que elegimos para nuestros amigos. Aquí otra vez tendremos muy encuenta que clase de Roedor tendrá que vivir en las instalaciones para decantarnos. Por lo general puede ser buena idea organizar la jaula en varias alturas, uniendo mediante escaleras los diferentes niveles. Esto aumentará la superficie aprovechable de la jaula y servirá de entretenimiento a tu Roedor.

A los Roedores de menor tamaño les encanta jugar y correr por diferentes galerías de tubos. Estas se pueden comprar y acoplar a su jaula y hará que los pequeños lo pasen en grande.

Otro accesorio de bastante importancia (pues de su presencia dependerá que el ejercicio físico de nuestro animal se eleve) son las ruedas giratorias especiales para Roedores. Estas ruedas se acoplan entre los barrotes de la jaula. Ofrecen un espacio en su interior donde accede el roedor y puede correr haciéndola girar. Estas consiguen un efecto muy similar al de las cintas para correr de los gimnasios.

En los Roedores (principalmente los de mayor tamaño) es muy conveniente facilitarles la salida de la jaula regularmente. Esto favorecerá que puedan realizar ejercicio físico y a su vez investiguen y conozcan nuevos rincones que no sean los de su jaula.

Esta tarea de liberar de vez en cuando a nuestros amigos puede volverse algo más complicada en los Roedores de pequeño tamaño pues son más fáciles de perder. Estos pueden escabullirse detrás de cualquier mueble, sofá, etc. Para remediar existen unas bolas cerradas donde metemos a nuestro animal y este puede moverse libremente por la casa haciendo rodar la bola desde el interior.

Los Roedores por norma general acostumbran a construir un nido. Ya sea instalándoles una casita o una cesta tendremos que facilitarles materiales como algodón y otras fibras que ellos mismos se encargaran de recoger y llevarlos a su cobijo. Además a estos animales les crecen los incisivos durante toda su vida. Por este motivo tendremos que introducir en la jaula, un juguete/mordedor que el animal pueda roer. De esta manera desgastará sus dientes para que estos no le constituyan un problema de salud.

-Alimentación-

Los Roedores en general, son animales omnívoros que se alimentan tanto de pienso especial para roedores, frutas, verduras, heno como de proteínas animales. Aún con esto, acude a nuestra sección de la especie de Roedor en concreto. En ella podrás obtener más información más detallada sobre sus hábitos alimenticios y dietas más aconsejables.

-Higiene-

En estos animales, no es necesario preocuparse excesivamente en sus lavados ya que al igual que ocurre con los gatos, los Roedores son animales muy cuidadosos con su higiene y son ellos mismos los que se encargan de su aseo personal. Aún así, existirán ocasiones en las que encontremos a nuestra mascota sucia y tendremos que limpiarla.

Si este fuese el caso, tendremos que asegurarnos que al bañar a nuestro Roedor el agua en la que lo hacemos esta templada y siempre evitaremos sumergir su cabeza en ella. Deberemos utilizar un champú específico para Roedores.

Una vez lavado pondremos especial atención y cuidado en el proceso de secado de su pelaje. El animal nunca debe quedar húmedo pues podría constiparse y acarrear esto en un grave problema de salud. Podemos secarlos usando una toalla o utilizando un secador en su nivel más bajo de potencia.

En las especies sobretodo de pelo largo, resulta imprescindible cepillarlos casi a diario para evitar que se le formen nudos de pelo y en sus uñas es muy importante mantener un control regular y cortárselas cuando lo necesite. Debemos mostrar especial cuidado con no lastimar al animal cortándole los vasos sanguíneos ubicados en sus uñas.

-Longevidad-

La longevidad de los Roedores es muy diferente de unas especies a otras. Por lo general la mayoría vive entre 1 y 3 años aunque en casos como las chinchillas pueden llegar a vivir hasta 10 años. El histórico del Roedor con mayor longevidad lo tiene la Rata desnuda, existiendo casos en los que ha podido llegar a vivir hasta 30 años.

Es muy importante que mantengamos una correcta limpieza de la jaula. Para ello dedicaremos al menos un día a la semana para limpiarla a fondo y al menos una vez al mes nos dedicaremos a desinfectar el lugar donde se cobija el animal.

Veterinario

Veterinario de Roedores

Los Roedores son animales muy resistentes que normalmente no necesitan de excesivos cuidados aunque no por ello debemos dejar de vigilar muy de cerca su salud y su comportamiento para tratar de detectar cualquier anomalia en ellos con la máxima anticipación posible.

Uno de los principales riesgos que puede padecer un Roedor en cautividad es que dejen de ingerir alimento.

Al alimentarse principalmente de hierbas, su organismo les exige una ingesta continuada de alimento. Así comen y expulsan sus deposiciones constantemente. Al dejas de comer, las hierbas y verduras se reposan en su aparato digestivo haciendo que estas fermenten generando grandes cantidades de gas. Este gas les provoca dolores intensos y produce un aumento de bacterias en su organismo.

Política de Cookies - Política de Privacidad - Aviso legal - Sobre Nosotros(Contacto) - MantayPalomitas.com