Wara-Wara Cobayas

Siguenos en:

COBAYAS

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de las Cobayas

raton

Las Cobayas más conocidas popularmente como conejillos de indias. Son animales muy sociables a los que les cuesta coger confianza pero que una vez la han cogido se convierten en perfectas compañeras.

Su tamaño puede variar entre los 20 y 35 cm de longitud y su peso oscila desde los 500 gr hasta algunos casos que llegan a pesar alrededor de 1 kg y medio.

Existen Cobayas con pelo largo y con pelo corto. En las de pelo largo lo que principalmente puede llamarnos la atención son sus peinados ya que se les suelen formar crestas en la zona posterior de la cabeza. Por otro lado en las Cobayas de pelo corto destaca la uniformidad de este a lo largo de todo su cuerpo y la forma de su cabeza, la cual presenta como una forma de elipse hacia el hocico.

Estos animales suelen ser de tonos bicolor y casi siempre combinan su color principal con el blanco. Su pelaje puede ser negro y blanco, marrón y blanco o anaranjado y blanco entre otros.

Cuidados Específicos de las Cobayas

La primera situación que se nos presenta cuando adquirimos una Cobaya viene dada con la elección de la jaula. Estos animales necesitan una jaula de tamaño considerable y barrotes resistentes. Esta debe de medir como mínimo unos 80x40x40 cm. Aunque en Wara-Wara siempre recomendamos decantarnos por la de mayor tamaño que podamos ofrecer.

En cuanto a los accesorios con los que decoraremos su jaula se encuentran. Un comedero, un bebedero, un recipiente donde dispondrá continuamente del heno, una casita donde poder refugiarse ya que es un gesto que les encanta a estos animales y un bebedero de agua que preferiblemente será de tipo biberón. También es aconsejable introducir algún juguete especial para Cobayas para que lo muerda y así pueda desgastar sus dientes.

A las Cobayas les encanta dormir durante el día por lo que no será raro encontrarlas echándose continuas siestas. Son muy amigables y son compañeras perfectas incluso para los niños. Debemos acostumbrarla poco a poco a nosotros cogiéndola y acariciándola para evitar que se vuelta reacia o arisca al contacto humano.

Por último, sería conveniente soltar a nuestra Cobaya diariamente fuera de su jaula para que pueda ejercitarse e investigar. Si esta acostumbrada no será nada raro que os persiga por la casa esperando que le ofrezcáis algún trozo de suculenta verdura o fruta. Debemos tener cuidado con cables o tejidos ya que ellas tienden a morderlo todo.

En cuanto a la higiene de una Cobaya, saber que no será necesaria lavarla frecuentemente aunque si necesitasemos hacerlo tendremos que asegurarnos de que el animal queda bien seco después de la ducha puesto que de lo contrario puede sufrir problemas respiratorios.

Sobretodo en las de pelo largo, conviene cepillarlas casi a diario para evitar la formación de nudos en su pelaje. Se trata de un hecho bastante frecuente. Existe la posibilidad de que se le formen bolas de pelo en su estomago. Este fenómeno puede evitarse si proporcionamos malta al animal.

Por último podemos aplicar un insecticida anti ácaros especial para roedores.

-Alimentación

Las Cobayas son animales herbívoros. Se alimentan únicamente de vegetales como plantas, raíces, hojas, semillas, frutas y verduras.

Cuando tenemos una Cobaya en cautividad debemos proporcionarle una dieta rica en vitamina C porque estos animales no la sintetizan. Tanto el pienso como las verduras que escojamos para alimentarlas tendrán altos niveles de vitamina C. También necesitará altas dosis de fibra.

La dieta de nuestras Cobayas debe ser lo más variada posible. Mezclando heno y pienso para Cobayas con frutas y verduras.

La principal fuente de alimentación debe ser el heno. Este debe constituir hasta el 60% de su dieta. Es un alimento que jamás les debe de faltar pues les ayuda a realizar mejor la digestión y a desgastar su dentadura controlando así su crecimiento.

Como complemento principal a su dieta encontramos las verduras, las cuales deben significar el 25% de la dieta del animal. Todos los días se le puede ofrecer un cóctel de verduras ricas en vitamina C. Cuanto más frescas sean las verduras que utilicemos mejor y debemos recordar siempre limpiarlas bien antes de administrárselas a la Cobaya. Algunas de las verduras que podemos utilizar son la zanahoria, acelgas, pimientos, piel de pepino, tomates, etc.

El pienso nunca debe ser el alimento principal de nuestro animal. Este no debe de representar una importancia mayor al 10% de su dieta. El pienso debe de ser especial para Cobayas, de alta calidad y rico en vitamina C. Se le aportará un puñadito de pienso al día.

Por último, podemos completar su dieta con un poco de fruta. Podremos incluírsela en el cóctel de verduras en una pequeña proporción. Esta nunca debe superar el 5% de la dieta total de nuestro animal. Alguna de las frutas que podemos incluir en su alimentación son el melón, los plátanos, las fresas, las manzanas, las peras, etc.

Reproducción en las Cobayas

Las Cobayas alcanzan la madurez sexual en torno a los 2 primeros meses de edad. No es recomendable que procreen como mínimo hasta los 8 meses pero sin embargo si es aconsejable que para una camada antes de su primer año de vida.

No deberemos emparejar nunca con un macho a una Cobaya hembra que no haya experimentado el parto antes de cumplir su primer año de vida ya que sobre esas fechas se solidifica un hueso de la pelvis y podría tener serios problemas en el momento del parto. Si tienes intención de que tu Cobaya se reproduzca deberás provocar que al menos lo haga una vez antes de haber cumplido su primer añito.

Sufren el celo cada 16 días por lo que resulta conveniente mantener al macho y a la hembra separados ya que de lo contrario esta estaría constantemente pariendo lo que causaría bastante estrés en el animal y sería contraproducente para su salud. Lo recomendable es que una Cobaya traiga al mundo 2 camadas como máximo al año. A la hora de juntar a ambos individuos del sexo opuesto, debe ser la hembra la que se traslade a la jaula del macho.

La gestación de las Cobayas suele durar aproximadamente sobre los 70 días. Siendo el anochecer como el momento más propicio para el parto.

Suelen tener camadas de entre 2 y 4 individuos que son totalmente independientes desde el momento en el que nacen. Nacen con dientes y son capaces de alimentarse perfectamente aunque mamarán de la madre durante las 6 primeras semanas de vida aproximadamente.

Longevidad de las Cobayas

Las Cobayas en cautividad pueden llegar a vivir entre 6 y 8 años.