Wara-Wara Ardillas

Siguenos en:

ARDILLAS

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de las Ardillas

ardilla

Las Ardillas son animales que pertenecen a la familia de los Sciuridae. Tienen un peso que va desde 18 gramos hasta 1,2 kilogramos Su tamaño puede variar desde los seis centímetros hasta los treinta centímetros.

Por norma general son de color marrón, aunque dependiendo de la especie pueden ser mas grisáceas, listadas o incluso rojizas.

La principal característica que las diferencia del resto de roedores es su cola. Esta suele ser larga pudiendo superar los veinte centímetros y es de pelaje suave y frondoso. Cuando corren puede apreciarse estirada hacia atrás pero cuando se paran, la cola acostumbra a erguirse y curvarse a lo largo de la espalda del animal. Este es uno de los motivos por el que las Ardillas tienen un aspecto tan elegante.

Su cola les ayuda a mantener el equilibrio, a nadar mejor y a orientarse cuando saltan de rama en rama.

Cuidados Específicos de las Ardillas

Como en las principales mascotas de jaula, la elección de esta es una de las partes más importantes a la hora de adoptar una Ardilla. Las Ardillas son animales muy enérgicos y necesitan de bastante espacio así como de obstáculos en los que poder ejercitarse. Requieren de una jaula amplia, con cierta altitud y equipada con alguna rama por la que pueda trepar nuestro animal.

Es importante instalar un nido para que el animal pueda sentir intimidad cuando la requiera. A menudo los nidos destinados a aves como Agapornis o Cotorras suele ser una opción acertada. En cuanto al tema del nido, debemos ofrecerle heno, paja o algodón para roedores con el fin de que la Ardilla pueda rellenarse el nido para hacerlo más confortable, sobretodo en invierno. Debido a su comportamiento innato de almacenar comida, debemos vigilar y limpiar semanalmente el nido e ir renovando el algodón y vaciando el alimento resguardado para que este no se descomponga.

Las Ardillas son animales a los que les cuesta crear contacto con los humanos. Resulta muy conveniente adquirir ejemplares jóvenes y nacidos en cautividad para facilitar su adaptación al entorno y nuestra interacción con ella.

Pueden morder si se les incomoda o se sienten en peligro, por eso hay que manejarlas con mucha tranquilidad, con movimientos suaves y sin ruidos. A pesar de estos inconvenientes, una Ardilla acostumbrada a nuestra presencia se puede convertir en una mascota diez pues podremos sacarla de su jaula, llevarla en el hombro, correteando sobre nosotros, etc.

-Alimentación-

Las Ardillas son animales omnívoros, se alimentan de frutos, frutas, verduras y de huevos de diferentes animales que pueden obtener de sus nidos. Algunas especies de Ardillas pueden cazar pequeños pájaros para comérselos. También (aunque esto es más en épocas de escasez de alimentos) se les puede observar alimentándose de semillas e incluso corteza de los árboles.etc.

Suelen construir madrigueras o refugiarse en huecos que forman los árboles o la propia naturaleza. Allí almacenan todo el alimento que recolectan. Son de hábitos diurnos.etc.

En cautividad se les puede alimentar con pienso como el que se utiliza para los Hámsters. Podemos complementar su dieta con semillas como el maíz, el trigo o la avena.etc.

Para terminar de ofrecer una dieta variada y equilibrada a nuestra Ardilla, podemos suministrarle frutas y verduras tales como: bananas secas o frescas, tomates, guisantes,etc.

También podemos proporcionarle alimentos vivos como grillos, saltamontes y otros insectos que son fácilmente adquiribles en tiendas especializadas.etc.

Los frutos secos, debido a su alto contenido en grasa, podrá administrarse de manera ocasional en cantidades muy moderadas. Como es el caso de las nueces, avellanas, pipas, etc.

Reproducción en las Ardillas

Con la llegada de la primavera, llega el ciclo reproductivo de las Ardillas. Suelen tener dos camadas al año aunque se han dado caso de Ardillas que han tenido hasta seis.

Las Ardillas alcanzan su madurez sexual entre los primeros 5 y 12 meses de vida.

El periodo de gestación dura 1 mes, dando lugar a una camada de 3 o 4 crías. Al nacer carecen de pelo, vista y oído. El periodo que tardan en empezar a ver, oír y tener una apariencia más reconocible de ardilla se alarga entre 40 y 60 días.

En la reproducción es importante no estresar a la hembra ya que este tipo de situaciones puede desencadenar en que el animal se coma a sus propias crías. Será muy importante mantener una buena alimentación sobretodo en la hembra para que no se debilite excesivamente durante la lactancia y cuidado de sus pequeños.

Longevidad de las Ardillas

La esperanza de vida de las ardillas en libertad se establece en 6 ó 7 años pero en cautividad con los cuidados necesarios pueden llegar a vivir alrededor de los 12 o 13 años.