Wara-Wara Tortugas de Tierra

Siguenos en:

TORTUGAS DE TIERRA

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de las Tortugas

serpiente verde

Las Tortugas de Tierra son reptiles que pertenecen a la familia de los Testudínicos, al grupo de los Quelonios.

Su característica principal es su caparazón. Un armazón formado por placas ordenadas y compactas que forman una estructura redondeada y se unen por la parte inferior de la Tortuga al pastrón.

Su cuerpo y caparazón forman una sola estructura, por lo que no es posible separarlos. El caparazón dispone de 6 aberturas por donde la Tortuga puede extraer sus patas, cola y cabeza. Cuando la Tortuga detecta alguna amenaza puede replegar cualquiera de estas partes hacia el interior del caparazón rápidamente para protegerse.

Son principalmente herbívoras y aunque carecen de dientes, son capaces de morder gracias a su boca puntiaguda y sus fuertes mandíbulas.

Otra de sus características es su velocidad, pues se trata de animales muy tranquilos que se mueven con mucha lentitud.

Cuidados Específicos de las Tortugas de Tierra

Las Tortugas son animales que necesitan de bastantes cuidados. Se trata de una especie muy delicada de la que debemos conocer muy bien sus necesidades.

Lo primero que deberíamos cuidar a la hora de adoptar una Tortuga de Tierra es la elección de la zona del hogar que destinaríamos para ella y extremar ciertas precauciones.

El lugar escogido debe estar protegido de otros animales, incluidos las propias mascotas como puedan ser perros o gatos. Además tienen que estar libres de escaleras o estanques entre otros donde puedan caerse y lastimarse.

También hemos de proporcionarle una caseta donde pueda refugiarse. A las Tortugas de Tierra les encanta y acostumbran a enterrarse, por lo que debemos adecuar otra zona para que puedan hacerlo.

Las Tortugas Terrestres necesitan dar extensos paseos, por lo que su hábitat tiene que ser bastante grande o tendremos que permitirle su salida de él.

Debemos saber que las Tortugas necesitan del calor para vivir e hibernan en las temporadas más frías del año (Otoño-Invierno), aunque en cautividad, muchas reducen este periodo e incluso lo eliminan debido a las condiciones más estables que se les suele proporcionar.

En cuanto a los accesorios que debe presentar su refugio, los principales son el bebedero (usaremos un recipiente pesado y con poca profundidad), una fuente de calor a la que nuestra Tortuga pueda acercarse siempre que lo deseé y es interesante ofrecerles una bañera poco profunda en las épocas más calurosas del año para que nuestro animal pueda refrescarse.

-Alimentación-

Las Tortugas de Tierra son herbívoras. Lo más recomendable es ofrecerles una dieta basada en verduras y frutas lo más variada posible.

Las verduras deben suponer el 90% de la dieta de nuestra Tortuga. Además, el calcio y el fósforo son muy necesarios en su alimentación puesto que son los elementos principales de los que se compone su caparazón.

El metabolismo de estos animales es muy lento por lo que procuraremos alimentarlos con pocas cantidades de comida varias veces durante el día. La comida, al igual que el agua debe estar a temperatura ambiente y se recomienda proporcionarla en trozos pequeños.

Si te preguntas ¿Qué verduras son más adecuadas para las Tortugas? La respuesta sería que son preferibles aquellas en las que predomina el calcio frente al fósforo como son las espinacas, el diente de león, el perejil, etc. Recuerda que debemos lavar bien la verdura antes de ser ofrecida a nuestra Tortuga.

Las frutas representarán el 10% restante de su alimentación y podremos ofrecerles trozos de melón o manzana, entre otros.

Reproducción en las Tortugas Terrestres

Para comenzar este apartado, vamos a hablar sobre uno de los dimorfismos sexuales que afecta a esta especie y que nos permite diferenciar fácilmente los machos de las hembras.

Las Tortugas de Tierra hembras son totalmente planas por su parte inferior, mientras que los machos son cóncavos por debajo. Este fenómeno facilita que el macho pueda cubrir a la hembra puesto que la hendidura facilita el acople entre ellos.

Las Tortugas alcanzan su madurez sexual entre los 7 y los 10 años de vida, aunque pueden llevar a cabo protocolos de cortejo antes de alcanzar dicha edad.

La época reproductiva de estos animales abarca principalmente los meses comprendidos desde marzo y junio, aunque tanto el celo como la fertilidad de la hembra depende en gran medida de la temperatura ambiente y las horas de luz en el día.

En estos meses las hembras se muestran receptivas y se lleva a cabo el ritual de apareamiento por parte de los machos. Este ritual puede ser en ocasiones bastante agresivo pues el macho suele golpear de forma brusca el caparazón de la hembra y morder sus extremidades.

A menudo cuando una hembra es cortejada por varios machos puede salir gravemente dañada.

Siempre será la hembra quien elija a su pareja para reproducirse.

Una vez escogido al macho la cópula durará en torno a los 20 minutos. El macho montará a la hembra de Tortuga colocando sus dos patas delanteras sobre el caparazón esta.

La puesta suele realizarse sobre 23 días después de la cópula aunque muchas veces este tiempo disminuye cuando se trata de gestaciones consecutivas.

Debemos proporcionar a nuestra Tortuga de Tierra un espacio con terreno blando y una profundidad suficiente para que excave y haga la puesta de los huevos. En caso contrarío, la Tortuga hembra puede sufrir una retención de los huevos en su interior poniendo en serio riesgo su vida.

Lo más probable es que la puesta se lleve a cabo antes de junio y este formada por una cantidad de huevos que puede oscilar desde los 2 hasta los 12. En casos extraordinarios las Tortugas pueden hibernar todavía con algunos huevos en su interior y terminar la puesta tras la propia hibernación.

Una vez efectuada la puesta, recogeremos los huevos para incubar de forma artificial.

Se debe conseguir un recipiente en el que pondremos vermiculita en el fondo y la humedeceremos con agua sin llegar a que se encharque. En él colocaremos los huevos enterrados hasta su mitad, en la misma posición en la que los colocó la madre para seguidamente introducirlos en la incubadora. Resulta conveniente cubrir los huevos con una capa de musgo húmedo.

La temperatura que debemos mantener en nuestra incubadora debe oscilar entre los 28º C y los 32º C con una humedad cercana al 60%.

El lugar donde incubemos los huevos debe estar cerrado pero disponer de agujeros de ventilación.

La eclosión suele efectuarse a los 2 meses aproximadamente, tardando algunos días más o menos en función de la menor o mayor temperatura de incubación que hayamos establecido.

Una vez han nacidolas pequeñas Tortugas deben alojarse en un recipiente cuya superficie haya sido previamente limpiada y desinfectada. Las tortugas recién nacidas corren el riesgo de que se les infecte su cicatriz umbilical. Si observamos que todavía arrastra algún trozo de saco vitelino desinfectaremos la zona con antiséptico y controlaremos a la pequeña para evitar posibles enganches.

Las Tortugas recién nacidas pueden sobrevivir sin comer ya que siguen reabsorbiendo el vitelo del huevo.

La manera de evitar la muerte en un gran número de crías es alojando a las pequeñas en un terrario durante el primer año de vida para controlarles su dieta y la temperatura. Es conveniente evitar que hibernen durante el primer año.

Longevidad de las Tortugas de Tierra

Las Tortugas de Tierra en cautividad pueden llegar a vivir hasta 80 años siempre y cuando les proporciones unas condiciones de vida adecuadas.