Wara-Wara Loros

Siguenos en:

LOROS

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de los Loros

loritos de colores

Los Loros son unas aves pertenecientes a la familia de los Psitaciformes.

Sus características principales son sus vistosos colores y su capacidad para imitar palabras del lenguaje humano.

Miden entre los 30 y los 40 cm de altura y tienen un peso que oscila entre los 350 y los 500 gr.

Poseen un pico corto y fuerte que utilizan para trepar por los árboles. Su lengua es carnosa, lo que les permite la pronunciación.

Tienen 4 dedos en sus patas de los cuáles los de los extremos miran hacia atrás para facilitar el agarre de ramas, alimentos y objetos.

En libertad son aves gregarias que acostumbran a vivir en bandadas, aunque pueden encontrarse casos en los que únicamente convivan en pareja.

Son originarios de sudamérica y prefieren los climas topicales más calidos.

Cuidados Específicos de los Loros

Si nos hemos decidido a adoptar un Loro, debemos conocer las necesidades básicas de este ave para intentar proporcionarle las mejores condiciones al animal.

Lo primero será adquirir una jaula donde podremos tener protegido a nuestro Loro.

A la hora de decidirnos por la jaula, es interesante conocer el dato de que las jaulas redondas tan típicas para estos animales no son lo más recomendable. Este tipo de estructuras ocasionarán mucho estrés en nuestro pájaro debido a que acortan notablemente el espacio disponible en su interior.

La jaula para nuestro Loro debe ser lo más grande y espaciosa posible. Tiene que permitir el movimiento al animal y el estirado completo de sus alas. Debemos instalar en ella el comedero, bebedero y posaderos, así como accesorios de entretenimiento que no resten demasiado espacio al animal como escaleras, juguetes y alguna roca mineral que ayudará tanto a la ingesta de minerales como a los cuidados de su pico.

Debemos elegir una zona adecuada para colocar la jaula de nuestro Loro y asegurarnos de que siempre estará en el mismo lugar. Si cambiamos continuamente la ubicación de nuestro Loro, este no se sentirá seguro y podría volverse arisco.

Nos aseguraremos de que la ubicación de la jaula sea un sitio donde el animal reciba la luz del sol, aunque no directamente sobretodo en los meses más calurosos, que este libre de corrientes de aire y de la elevada humedad.

Es importante adquirir un Loro nacido en cautividad y acostumbrado al contacto humano porque de esta manera, podremos sacarlo de su jaula e interactuar con él diariamente.

-Alimentación-

El sustento principal de los Loros son las semillas. Podemos ofrecer a nuestro Loro diferentes mixturas de alta calidad que se comercializan en el mercado aparte de avena o maíz.

Además, debemos complementar la dieta de estos animales con otro tipos de alimentos como frutas y verduras. Entre las frutas que podemos ofrecer a nuestro Loro se encuentran los plátanos, las cerezas, etc. En libertad los Loros también se alimentan de ciertos insectos.

El agua habrá que reponerla por agua fresca diariamente.

Reproducción en los Loros

Los Loros, son aves monógamas, lo que quiere decir que tienen una sola pareja, además se emparejan de por vida con ella.

La mayoría de estos animales alcanzan la madurez sexual a la edad de 4 años.

Para conseguir criar Loros, antes necesitamos conseguir dos ejemplares (uno macho y otro hembra) que sean compatibles y que además hayan alcanzado su madurez sexual. Sino es así, ambos individuos pueden llegar a pelearse e incluso lastimarse.

Una forma de que se conozcan los dos Loros sin tener que juntarlos en un mismo jaulón corriendo el riesgo de que puedan hacerse daño, es la de colocar a ambos individuos en dos jaulas individuales desde donde puedan verse, piarse y conocerse.

Cuando hemos tenido a los dos pájaros de esta manera durante varios días o incluso semanas, podremos observar como es la relación entre ambos. El macho piará más frecuentemente a la hembra y esta le contestará e incluso si pueden alcanzarse se cogerán con el pico a través de los barrotes. Cuando observamos estas posturas amigables entre ambos, podemos pensar en juntar a los dos en una misma jaula con la intención de que se reproduzcan.

La jaula debe ser lo suficientemente grande como para permitir que los Loros puedan moverse tranquilamente por ella. Lo ideal es un jaulón de 2 x 1 x 2 m. Si ellos perciben demasiadas limitaciones por parte de la estructura tendrá consecuencias negativas para la reproducción. Esto puede atrasar el celo e incluso no estimular a los pájaros a reproducirse.

Tendremos que instalar en el jaulón una caja nido donde tendrá lugar la puesta. Lo correcto es un nido con un volumen de unos 70 litros.

Una vez se ha efectuado la cópula, la hembra realizará una puesta que puede variar entre los 3 y 6 huevos normalmente.

La incubación es a cargo de la hembra y el macho se encargará de proveer alimentos. La incubación según la especie de Loro puede oscilar entre los 23 y los 30 días. En el caso de los Yacos se sitúa entre los 27 y los 30 días.

Una vez cumplido este tiempo nacerán los polluelos. Estos no podrán valerse por sí mismos y serán sus padres, tanto el macho como la hembra quienes se encarguen de ellos alimentándolos y proporcionando calor.

Los polluelos de Loro, no saldrán del nido hasta haber cumplido el mes y medio de vida y no podrán valerse por sí mismos hasta los 2 meses y medio. Una vez alcanzada esta edad podemos separarlos de los padres y encargarnos nosotros del resto del periodo de maduración. De esta manera conseguiremos establecer un gran vínculo con nuestro pájaro.

Longevidad de los Loros

Los Loros son las aves más longevas del planeta. La mayoría de ellos suelen vivir entre 30 y 50 años. Aunque otros tienen una esperanza de vida que alcanza hasta los 80 años. Se han conocido algunos casos aislados de Loros que han llegado a vivir hasta 100 años.

A estas aves por lo general se les acorta mucho su vida manteniendolas en cautiverio.