Wara-Wara Guacamayos

Siguenos en:

GUACAMAYOS

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de los Guacamayos

raton

Los Guacamayos, Papagayos o Ara según su nombre científico, son aves pertenecientes a la familia de los Loros, los Psittacidae y se agrupan en el orden de los Psittaciformes.

Estos pájaros miden entre 85 y 100 cm de longitud y pesan entre 1100gr y 1700gr.

Su distribución va desde Centroamérica hasta Brasil, habitando los bosques más húmedos del trópico. Suelen escoger los manglares mas cercanos al agua como lugar donde construir sus nidos.

Son animales muy inteligentes capaces de imitar sonidos y palabras.

Al igual que sus familiares los Loros, los Guacamayos tienen 4 dedos en sus patas en los que los 2 exteriores miran hacia atrás. Esto les proporciona mucha precisión y fuerza a la hora de manipular objetos, semillas o tener sujetarse a algo.

Son aves monógamas que se emparejan con el mismo individuo para toda la vida.

Cuidados Específicos de los Guacamayos

Debemos saber antes que nada, que mantener un Guacamayo en casa en buenas condiciones no es una tarea fácil. Son aves de gran tamaño y muy enérgicas que muestran una gran actividad por lo que necesitan mucha atención diaria.

Por lo general, los Guacamayos son aves muy ruidosas y escandalosas que pueden controlar esta molesta característica si se encuentran bien cuidadas y felices. Si por el contrario las descuidamos y las olvidamos en su jaula se volverán tremendamente molestas y destructivas, incluso con ellas mismas arrancándose sus propias plumas.

Si somos conscientes de los cuidados que estas aves necesitan y estamos pensando en adquirir una porque somos capaces de proporcionárselo tendremos que involucrarnos en cumplir ciertas condiciones.

Lo primero es conseguir una jaula donde nuestro pájaro podrá descansar y dormir. Lo ideal para este tipo de aves es construir una gran voladera donde pueda realizar vuelos cortos y moverse un poco a sus anchas.

Como muchos no tienen la posibilidad de construir grandes voladizos, podremos tener a nuestro pájaro en una jaula más reducida pero esto nos llevará una serie de responsabilidades diarias extra.

El tamaño mínimo de la jaula debe ser aquel que permita al animal girarse en el interior con sus alas completamente extendidas, con barrotes muy resistentes. Es cuestión de lógica pensar que no es correcto mantener permanentemente a un animal de estas característica en estas condiciones, por lo que si no nos queda otra opcion a la hora de ubicar al animal por falta de espacio, será necesario sacarlo de su jaula por casa varias veces al día y buscar la manera de llevarlo a algún lugar donde pueda realizar vuelos regularmente.

En la Jaula, tendremos que colocar un comedero, un bebedero y posaderos o perchas. Fuera de ella resulta muy interesante instalar un parque diseñado específicamente para ellos. Este tipo de parques los mantienen muy entretenidos y les hace ejercitar la mente.

-Alimentación-

La dieta de los Guacamayos debe de estar compuesta por dos partes, una de alimento seco y otra de alimento húmedo.

La parte de alimento seco no representará más del 40% de la dieta de nuestro Guacamayo y estará formada por:

-Pienso de alta calidad: En el mercado podemos encontrar una amplia variedad.

-Semillas: Existen mixturas muy aptas para ofrecer a nuestros Guacamayos. No debemos abusar de ciertas semillas como las pipas de girasol, el maíz, la avena y el mijo pues contienen altos niveles de grasa.

-Frutos secos naturales: Como las avellanas, las nueces y los anacardos.

-Germinado de legumbres: Como lentejas, garbanzos, arroz, pipas de calabaza, etc.

La parte de alimento húmedo representará el 60% de la dieta de nuestro Guacamayo y estará formada por:

-Frutas: Como el plátano, las uvas, las cerezas, el coco, la sandía, el melón, el pepino, el mango, el pimiento, la pera, las fresas, etc. Debemos evitar los cítricos.

-Verduras: Como el calabacín, la zanahoria, etc.

Un buena práctica es la de pulverizar aceite de coco sobre los alimentos varias veces a la semana para ofrecer un aporte extra de vitamina A.

Es importante retirar el alimento húmedo sobrante y limpiar rápidamente el comedero después de las comidas para evitar la putrefacción de esta.

Reproducción en los Guacamayos

La cría en cautividad de Guacamayos es una tarea bastante complicada y no esta al alcance de cualquiera.

Uno de los principales impedimentos a la hora de criar Guacamayos son las instalaciones necesarias. Tendremos que proporcionarles una gran voladera de medidas mínimas de 3 x 4 x 2 metros de alto. Estas medidas no están al alcance de cualquier particular pero no es la única adversidad.

Los Guacamayos son aves especialmente selectivas a la hora de escoger pareja ya que se emparejan con ella para el resto de su vida. Para conseguir que una pareja de Guacamayos crie, necesitamos que primero sea compatible y después que ambos individuos hayan alcanzado la madurez sexual, que en estos pájaros llega a partir de los 4 años de edad.

Para estimular a ambos pájaros a que puedan ser compatibles, una práctica habitual es la de colocar a los dos Guacamayos en jaulas contiguas durante un largo periodo (que a veces puede llegar a ser hasta de un año). De esta forma las aves pueden verse y conocerse pero no tocarse.

Si tu pareja es compatible, puedes embaucarte en el apasionante viaje de intentar reproducir a tus Guacamayos.

Lo primero será juntar a ambos en la voladiza que hemos comentado anteriormente. Esta debe tener un gran nido acorde a las dimensiones de los pájaros, no menor a 60 x 60 x 90 cm de alto y posaderos colocados de forma estratégicas que permita el desplazamiento entre ellos. También tendremos que cuidar mucho la nutrición y proporcionarle alimento de muy alta calidad.

Una vez ha ocurrido el apareamiento, la hembra hará una puesta de entre 2 y 5 huevos que incubará entre 26 y 28 días hasta que eclosionen los huevos.

Los pollos nacen ciegos y sin plumas que empiezan a salir a partir de los 10 días de vida y son ambos padres quienes se encargan de sus cuidados. Entre los 3 y 4 meses las crías empiezan a salir del nido, aunque siguen siendo alimentados por los padres hasta que pueden valerse por sí mismos.

Longevidad de los Guacamayos

La esperanza de vida de los Guacamayos se sitúa entre los 50 y 70 años.