Wara-Wara Tritones

Siguenos en:

TRITONES

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de los Tritones

salamandra comun

Los Tritones o Triturus en su nombre científico, son anfibios pertenecientes a la familia de los Salamandridae e incluidos en el orden de los Caudata.

Una de las curiosidades más relevantes que tienen estos animales es la capacidad de regenerarse. Esta habilidad es compartida con las Salamandras.

Por lo general, los Tritones son animales de pequeño tamaño siendo las hembras de mayor talla que los machos. La subespecie más grande conocida es el Tritón Crestado, cuyas hembras pueden alcanzar hasta los 19 cm de longitud.

Estos animales como en el resto de los anfibios sufren una metamorfosis en su etapa inicial de vida. Pasando de su estado larvario o de renacuajo a alcanzar su forma adulta. La principal diferencia por ejemplo con las ranas es que en los Tritones se desarrollan antes las patas delanteras.

Cuando se ven amenazados, los Tritones muestran los vivos colores de su abdomen para advertir de su piel venenosa a sus enemigos. Por el dorso son de colores más verdosos o marrones, lo que les permite camuflarse entre la tierra y las hojas de su ambiente.

Parte de su respiracion se realiza a través de su piel y realizan dos mudas anuales de ella.

Cuidados Específicos del Tritón

Si estas pensando en adquirir un Tritón como mascota necesitarás preparar una estructura con unas condiciones concretas que permitan la vida del anfibio en su interior.

En el interior del acuario debe predominar el medio acuático. Puedes proporcionarle una altura de agua justa para sumergirse aunque lo más recomendable es que tenga cierta profundidad.

No podemos llenar la zona acuática del terrario con agua directamente desde el grifo, tendremos que dejar reposar el agua alrededor de 48 horas para que esta pierda todos los químicos que porta.

Será necesario que nuestro Tritón disponga de una zona terrestre a la que pueda acceder desde el agua cuando le apetezca para poder descansar. Podemos colocar alguna roca que sobresalga del agua o algún tronco de la misma manera.

En el fondo acuático, lo más recomendable es colocar grava especial de acuario. Lo suficientemente gruesa como para drenar los desperdicios del agua.

La vegetación para el hábitat de nuestro Tritón no es algo imprescindible pero si muy aconsejable. Podemos instalar plantas artificiales que servirán de refugio al animal o decidirnos por plantas naturales.

Las que mejor se adaptan a las necesidades de nuestro Tritón son el musgo de Java, que puede proporcionar un excelente cobijo al Anfibio u otras flores o bulbos como nenúfares capaces de flotar en la superficie del agua y proporcionar un soporte fuera del agua a nuestro Tritón.

En lo que a condiciones ambientales se refiere, los Tritones soportan un amplio rango de temperaturas, adaptándose mejor a las bajas temperaturas que a las altas. No será necesario instalar un calentador en el agua siempre que no vivamos en zonas excesivamente frías en las que el agua baje de los 10º C. También es necesario que el agua no supere los 21º C.

Necesitan una humedad ambiente muy elevada, por lo que si que es interesante instalar un aireador de agua. De esta manera se oxigena el agua y eleva la humedad ambiente en la zona terrestre del terrario.

El agua tendremos que cambiarla entre 3 o 4 veces a la semana, puesto que se ensuciará rápidamente. También podemos colocar un filtro para que el agua aguante un poco más de tiempo.

Si nos decidimos por instalar uno, elegiremos uno que no genere una corriente demasiado brusca y si el que escogemos es del tipo que hace ascender el agua y la deja caer desde arriba, colocaremos algún objeto donde el caudal golpeé antes de llegar a la zona encharcada y así rompa la inercia de caída y esta sea más suave.

En cuanto a la iluminación, no debemos instalar lámparas UVB pues reducen la humedad ambiente y podrían desecar a nuestro Tritón y matarlo en cuestión de pocas horas. Para este factor podemos usar un fluorescente convencional.

-Manipulación de los Tritones-

A la hora de manipularlos debemos ser muy estrictos. No es aconsejable coger continuamente a nuestro Tritón.

Los Tritones poseen toxinas venenosas que nos pueden perjudicar a nosotros. Si aún así necesitásemos cogerlo, debemos seguir un procedimiento obligatorio.

-Tenemos que lavarnos minuciosamente las manos con jabón porque las posibles bacterias que podamos tener en ellas pueden dañar la piel de nuestro Tritón. Debemos tener las manos húmedas a la hora de mantener a nuestro Tritón.

-Evitaremos siempre agarrarlo por cualquiera de sus extremidades o cola, pues aunque puede regenerarla, esta no lucirá unos colores tan vivos y alegres como los del primer miembro. Siempre intentaremos cogerlo por su parte inferior. Recordemos tener las manos húmedas.

-Debemos devolver el Tritón al acuario cuando empecemos a sentir su piel un poco pegajosa.

-Una vez hemos dejado al animal en el tanque, volveremos a lavarnos las manos de forma muy meticulosa y con jabón para eliminar las posibles toxinas que haya podido trasmitirnos el animal. No debemos acercarnos las manos a la cara ni comer antes de habernoslas lavado.

-Alimentación-

Los Tritones son animales completamente carnívoros. Se alimentan de cualquier animal que por dimensiones sean capaz de capturar e ingerir, por lo que normalmente son insectos.

Por lo general, las presas más comunes en su nutrición son larvas, crustáceos, lombrices, moscas de agua, gusanos de sangre, grillos, lombriz roja, etc.

En época de escasez de alimentos, los Tritones pueden llegar a alimentarse de sus propios huevos, descendientes o incluso de otros Tritones de tamaño inferior.

Debemos aportar una dieta los más variada posible para mantener bien nutrido a nuestro Tritón.

Reproducción en los Tritones

Los Tritones alcanzan la madurez sexual a los 4 o 5 años de vida. Hasta ese momento los Tritones no podrán reproducirse.

Si queremos criar Tritones necesitaremos una pareja formada por un macho y una hembra con una edad superior a la mencionada anteriormente.

La época más propicia para la cría de Tritones es la primavera y es cuando ellos comenzarán la etapa reproductiva.

La reproducción de estos animales da inicio con el cortejo que realizan los machos a las hembras. Los machos realizan una especie de ritual en el que se muestran frente a las hembras mientra realiza movimientos de ondulación tanto con su cuerpo como con su cola.

En los Tritones no existe cópula. El procedimiento es tan curioso como todo lo que rodea a esta especie tan fascinante.

Cuando la hembra acepta al macho, este deposita una cápsula creada por ellos llamada espermatóforo, la cual contiene los espermatozoides y provoca a la hembra a que sea ella misma quien se la introduzca. Este acto siempre da lugar en el agua.

Muchas hembras pueden guardar este espermatóforo durante meses para decidir cuando fecundarse.

Una vez esta fecundada la hembra, esta realizará la puesta de los huevos en huecos o en las hojas de las plantas que le hayamos proporcionado y se olvidarán. Los huevos suelen medir unos 4 mm de diámetro.

Lo más importante una vez se ha realizado la puesta es separar a los padres de los huevos puesto que es muy probable que estos se los coman.

Podemos preparar otro acuario o pecera donde introducir los huevos. Si estos están pegados en las hojas de algunas plantas, será más sencillo trasladar la planta entera que soltar los huevos de ella y dejaremos los huevos sumergidos en la nueva pecera.

Los huevos pueden verse afectados por hongos fácilmente identificables al poder observarse como unos filamentos blancos. Si esto ocurre, tendremos que quitar el huevo de la nueva pecera o terminará contagiando a todos los demás.

Los huevos tardan alrededor de 15 días según la especie en eclosionar y dar lugar a los primeros renacuajos.

-Alimentar a los recién nacidos-

Esta es una de las partes más laboriosas en la cría de los Tritones. Debido a su diminuto tamaño podemos ofrecerle larvas de artemia.

Para ello necesitaremos un recipiente, sal marina, agua, un colador y una bomba de airear agua.

Lo primero que haremos será llenar el recipiente de agua y verter un poco de sal, alrededor de dos cucharillas, para diluirla y reproducir el agua salada del mar.

Una vez llevado a cabo este paso, podemos introducir los huevos en el agua y remover para evitar que se adhieran al recipiente. Después colocamos el aireador de agua en el interior con el fin de que los huevos se oxigenen.

A los 2 días los huevos ya habrán eclosionado y se podrán observar rotos flotando en la superficie mientras las diminutas artemias nadan por el fondo. Es necesario quitar los cascarones rotos y entonces colar el resto del contenido con la artemia. Una vez tenemos la artemia en el colador, rápidamente la introducimos en el acuario de las larvas de Tritón recién nacidas, y este será su alimento.

Tendremos que repetir este proceso diariamente para alimentar a los renacuajos de Tritón.

Si existe un tamaño entre larvas muy acusado, las grandes no dudarán en devorar a las más pequeñas.

Cuando comienzan a aparecer las piernas en los renacuajos y estos empiezan a contraer sus branquias, tendremos que trasladarlo a otro tanque en el que continúen viviendo en el agua pero sean capaces de salir a una porción terrestre tan pronto como su respiración se vuelva pulmonar.

En este nuevo tanque podemos colocar musgo de Java para crear la superficie terrestre.

Una vez que salen a la superficie, les cambiaremos la comida por insectos como a los adultos. Es común que en su salida del agua tarden hasta una semana en volver a comer. Tendremos que estimularles mucho con el alimento.

Podemos ofrecérselo con pinzas e imitar los movimientos de los gusanos o larvas hasta que nuestro Tritón se decida a comer. Una vez se acostumbra a comer, no será necesaria dicha estimulación.

Longevidad de los Tritones

En estado salvaje, los Tritones tienen una esperanza de vida de unos 7 u 8 años, mientras que en cautividad, si se le proporciona todos los cuidados necesarios puede llegar a vivir entre 15 y 17 años, aunque pueden llegar incluso a los 20.