Wara-Wara Ranas

Siguenos en:

Ranas

Descripción - Cuidados Específicos - Reproducción - Longevidad

Descripción de las Ranas

iguana

Las Ranas son animales que pertenecen a la clase de los anfibios y dentro de este grupo a la orden de los Anuros.

Existen muchas subespecies en las que sobretodo varían sus colores, siendo el verde el color más predominante, aunque pudiendo encontrarse ranas en diversas gamas como por ejemplo azul eléctrico, naranjas, negros y amarillos, etc.

El tamaño de las Ranas suele oscilar entre los 6 y los 10 centímetros en función de la especie y su peso va desde los 20gr para las especies más pequeñas y hasta los 80gr en las más grandes.

Las Ranas en general poseen una piel muy lisa y viscosa o babosa, aunque tambien pueden encontrarse algunas especies con la piel rugosa.

Su característica principal o al menos la más conocida es la Metamorfosis.

Estos animales no nacen con la forma en la que los conocemos de adultos, sino que nacen siendo pequeños renacuajos que carecen de extremidades y disponen de una larga cola que utilizan para desplazarse por el agua, el cual es el único medio que habitan. Además, su respiración en estado larvario se realiza a través de branquias. Los renacuajos crecen de manera muy rápida aumentando su tamaño y experimentando cambios muy curiosos en su cuerpo.

Dichos cambios pasan por el desarrollo de la cabeza, después empieza la aparición de las extremidades posteriores. Entre las 3 y 4 semanas de vida van apareciendo las patas delanteras, va menguando la longitud de la cola y las branquias desaparecen para dar inicio a una respiración pulmonar.

Hasta que la cola no desaparece del todo, no se considera que es una Rana joven. Una vez que esto sucede, las Ranas abandonan el agua y pueden vivir tanto en la tierra como en el medio acuático.

Cuidados Específicos de las Ranas

Lo principal para tener una Rana en cautividad es la adecuada instalación del terrario para que este cumpla perfectamente las condiciones ambientales que necesita nuestra rana para sobrevivir.

La primera decisión que tendremos que tomar es la elección del terrario. Este debe tener una capacidad mínima de 80 litros aunque como siempre decimos aquí en Wara-Wara, cuanto más grande mejor.

La tapa del terrario tiene que ser cerrada en su mitad y abierta con rejilla (que impida la huída del animal) en la otra.

De este modo evitaremos la pérdida de toda la humedad del terrario y al mismo tiempo provocaremos una ventilación en él que evite la proliferación de bacterias y mohos.

Para comenzar a componer el hábitat de nuestra Rana, debemos cubrir el piso del terrario con capas de diferentes sustratos que permita el drenaje del agua sobrante y evite la creación de charcos en el interior.

Empezaremos por echar gravilla en el fondo hasta crear una capa de unos 5 mm de espesor y encima colocaremos otra capa de Musgo Sphagnum que ayudará a mantener una humedad elevada dentro del tanque.

Para la iluminación, tendremos que instalar un tubo fluorescente de espectro completo. La luz principalmente sirve para que sobrevivan las plantas con las que decoremos el terrario. Tendremos que mantener la iluminación por medio del tubo fluorescente durante 12 horas al día.

Para mantener la temperatura correcta en todo momento, colocaremos una esterilla calefactable debajo del terrario y la controlaremos mediante un termostato.

Las plantas sirven tanto como parte ornamental de nuestro terrario haciendo que nuestro animal se sienta más a gusto en su entorno como de refugio a nuestra Rana, así como de ayuda al mantenimiento de una humedad adecuada en el interior.

Resulta conveniente proporcionar a nuestra Rana algún trozo de corcho a poder ser cóncavo para que esta pueda refugiarse debajo. También puede servir algún trozo de cerámica o similar.

CONDICIONES DEL TERRARIO

Las condiciones principales que tenemos que cuidar en nuestro terrario para hacer posible la vida de nuestra Rana en cautividad son la temperatura y la humedad. La temperatura al igual que la humedad puede variar entre ranas de una especie a otra. Aquí os comentamos por lo general las más características.

La temperatura dentro del terrario debe encontrarse entre los 24º C y los 27º C durante el día. Durante la noche la temperatura nunca debe bajar de los 20ºC.

La humedad por lo general debe encontrarse por encima del 70 %.

-Alimentación-

Las Ranas son animales carnívoros que se alimentan principalmente de Insectos y otros invertebrados que por su tamaño sean aptos para la ingesta del animal.

Estos animales necesitan una ingesta de alimento elevada y constante, por lo que tendremos que vigilar que les ofrecemos alimento cada vez que lo requieren.

Podemos ofrecer a nuestra Rana insectos como gusanos, grillos acordes al tamaño del anfibio, saltamontes, mosquitos, etc. Es recomendable dejar a alguno de los insectos en el agua para que la propia Rana decida cuando quiere comérselos.

Conviene espolvorear suplementos alimenticios tales como calcio y ciertas vitaminas aptas para reptil, con el fin de evitar cualquier carencia nutricional.

Reproducción en las Ranas

Como ya hemos comentado anteriormente, las Ranas no nacen ni con la apariencia, ni con las características, ni con las necesidades vitales que tienen en su fase joven o adulta. Si tenemos pensado que nuestra Rana críe, tendremos que proporcionar el medio adecuado tanto a ella, como a los pequeños que nacerán.

Necesitaremos un macho de la especie y una hembra para que puedan aparearse.

Para que esto suceda, lo más recomendable es simular las condiciones climatológicas de la primavera y sobretodo las horas de luz de ésta.

Las Ranas acostumbran a poner multitud de huevos directamente en el agua, por lo que el medio acuático que le proporcionemos en la cría será donde después nazcan los renacuajos.

Nada más nacer los renacuajos, podemos considerarlos casi como peces y alimentarlos con su misma comida.

Es muy importante recordar que durante la metamorfosis, los renacuajos cambian de respiración branquial a pulmonar. Por lo que debemos asegurarnos de facilitarles algún posadero fuera del agua donde los renacuajos ya con patas puedan parar a descansar y respirar. En este momento podemos comenzar a alimentarlos con insectos y demás.

Longevidad de las Ranas

Las ranas tienen una esperanza de vida que va desde los 10 hasta los 12 años.