Wara-Wara Perros

Siguenos en:

PERROS

Historia - Cuidados Básicos - Vacunas

Historia

Perro domestico

Mundialmente apodados y de forma muy acertada como "el mejor amigo de las personas".

Los Perros son unos animales muy inteligentes, obedientes y leales que desde hace muchísimo tiempo atrás han sido de gran ayuda para el ser humano y pieza importantísima en su tremenda evolución. Ellos han custodiado nuestros hogares en nuestra ausencia, han arrastrado de nuestros trineos, nos han protegido y han acompañado brindándonos la mejor de las compañías.

Pero... Y con todo esto ¿Cuando se inició esta estrecha relación entre perros y humanos?

Existen diversas creencias y muchas contradicciones entre ellas, por lo que parece que los expertos no son capaces de ponerse de acuerdo. Nosotros hablaremos de una de las últimas teorías más sonadas y que creemos parece acercarse bastante al hecho de como pudo producirse este fenómeno.

Dicha teoría habla de la posibilidad de que fuesen los propios lobos quienes decidiesen acercarse al ser humano. Según el estudio, fueron los lobos quienes arrastrados por los enormes desperdicios de alimentos que descartaban los humanos en sus asentamientos quienes decidieron seguir nuestros pasos. Cuenta la posibilidad de que los ejemplares más atrevidos y confiados a establecer relación con los humanos sobreviviesen en mejores condiciones y durante más tiempo que aquellos más reacios al contacto con personas por lo que el paso de los años y la huella de la cadena evolutiva de estos animales puede que fuera lo que diera paso a la domesticación.

En excavaciones arqueológicas, se han encontrado esqueletos de Perros enterrados con antigüedades que superan hasta los 16.000 años (Rusia y Alemania), lo que hace presagiar que los Perros ya acompañaban a los humanos cuando estos todavía eran cazadores-recolectores y que muy probablemente los canes les fuesen de gran ayuda tanto en la carga de enseres como en el arrastre de sus carros.

Hoy en día la relación entre hombres y Perros ha cambiado drásticamente sobretodo en las zonas urbanas y grandes metrópolis. En el mundo desarrollado, los Perros han pasado a formar parte de nuestra propia familia y quizás nos hayamos vuelto nosotros más esclavos de ellos que no al revés.

Todavía existe una parte de la población que sigue practicando actividades semejantes a la de nuestros antepasados pero estas acostumbran a estar más enfocadas a fines deportivos o de ocio que por estricta necesidad. Este es el caso del mushing, la caza o el agility.

Actualmente existen cerca de 400 razas de Perro diferentes y a pesar de su larga historia se cree que no es hasta el Siglo XIX cuando se origina la aparición de hasta el 80% de ellas. De razas como la del Saluki, considerada la raza de Perro más antigua se tiene constancia de su existencia en el antiguo Egipto.

Los culpables de esta gran diversidad dentro de una misma especie somos en buena medida los propios seres humanos, creando cruces de diferentes individuos con características concretas para así poder potenciar las virtudes de un animal en sus descendientes y así poder aprovechar mejor sus cualidades. Creando razas perfectas como guardianes, sabuesos, velocistas, etc.

Cuidados Básicos Generales

Tener un Perro en una casa puede ser una de las experiencias más gratificantes de nuestra vida, sobretodo en el caso de personas que viven solas y sienten la necesidad de tener compañía en casa. Personalmente, a esas personas les diría que no existe mejor compañía que aquella que puede proporcionarles un Perro pero a su vez, también les advertiría del hecho de que adoptar un Perro es una acción que viene acompañada de una buena carga de responsabilidades y de las cuales, viviendo únicamente nosotros con el animal nos tendremos que hacer cargo de la totalidad de ellas.

En primer lugar le daremos atención especial a la parte de los paseos o salidas. Este es el episodio en el que más complicaciones encontramos las personas debido a la dificultad que muchas veces se nos presenta para conciliar la vida laboral con la personal. Pero de esto no tiene culpa nuestro amigo y es importante conocer las necesidades del animal con anterioridad para saber si por circunstancias tanto laborales como personales o familiares vamos a poder cumplir con ellas.

Es recomendable sacarlos unas dos o tres veces al día, durando al menos dos de ellas no menos de una hora para que el Perro se ejercite, gaste su energía acumulada, se relacione con otros canes y haga sus necesidades. Si algún día no pudiera cumplirse con esta rutina se pueden realizar juegos con el animal en casa con el fin de compensar un poco la salida no efectuada. También es recomendable una vez por semana al menos, hacer una escapada al campo para dar un largo paseo por la montaña con vuestro animal, ya que les encantará disfrutar de nuevos paisajes y sobretodo de la gran variedad de olores que les ofrece la naturaleza. Recuerda siempre llevar agua para ti y para tu Perro en los paseos.

En el caso de salidas a ríos o playas en los que el animal pueda bañarse es recomendable enjuagar al animal al llegar a casa para retirarle todas las partículas adheridas a su pelo que puedan producirle irritaciones.

En los cuidados relacionados con la higiene conviene saber que es bueno cepillarlos regularmente ya que haciendo esto que no será necesario ducharlos una vez al mes sino que con dos duchas al año será más que suficiente (salvo algún caso o día extraordinario).

Debemos estar muy atentos a la aparición de parásitos externos tales como las pulgas o garrapatas ya que estas últimas pueden transmitir enfermedades como la erliquiosis o piroplasmosis entre otros. Existen en el mercado multitud de sistemas eficaces contra estos tipos de parásitos y puede ser muy buena la idea de contar con alguno de ellos para prevenirlos. Véase el caso como el collar antiparásitos, la pipeta, etc.

Otro factor de higiene a tener en cuenta es el cuidado de sus garras. En la ciudad, el animal apenas encontrará lugares en los que excavar o correr sobre tierra. Este hecho hace que los Perros apenas puedan desgastar sus garras así que estas crecerán seguramente más de lo que debieran. Es importante que nosotros tengamos el control de sus garras para que cuando estas estén más largas de lo normal se las cortemos utilizando un cortaúñas especial para Perros, teniendo sumo cuidado con no dañar los vasos sanguíneos que tienen ubicados en la base de las propias garras.

En cuanto al aspecto visual de tu mascota, se debe inspeccionar periódicamente su nariz la cual debe estar humedecida en todo momento. Tan solo mientras que duerme es el tiempo en el que su nariz puede secarse. La presencia de cualquier sustancia mucopurulenta es síntoma de enfermedad y debería de acudirse al veterinario para que este realice un examen del animal.

Sus dientes deben ser blancos y con el mínimo de sarro posible. Sus encías rosas y si se observasen líneas rojas que bordean sus dientes, esto nos indicara una inflamación que podría llegar a afectar hasta en la propia alimentación del animal.

En caso de percibir cualquiera de los síntomas mencionados lo más adecuado será acudir con tu perro al veterinario cuanto antes.

Alimentación

.
De cachorros a adultos

Deberás alimentarlos en torno a unas 3 veces al día. Esta cantidad disminuirá cuando el animal sea adulto, pudiendo racionarle la comida en 2 tomas diarias o incluso en 1.

Resulta conveniente darles la cantidad de comida recomendada y asignarle un tiempo en el que puede disponer de ella. Así el animal entenderá cuales son sus horas de comida y no sufrirá tantos trastornos a la hora de hacer sus necesidades.

Vacunas

El calendario de vacunas para perros en España es el siguiente:

-A las 6 semanas o mes y medio, se le pone al cachorro la primera vacuna, llamado también Primovacunación.

Es importante saber que hasta que los Perros no están vacunados apenas tienen defensas por lo que resulta conveniente no sacarlos a la calle ni bañarlos.

-A las 8 semanas se les pone la Polivalente.

-A las 12 semanas se les pone un recordatorio de la Polivalente.

-A las 16 semanas, se les pone la vacuna de la Rabia.

-Anualmente, se vacuna a los animales un recordatorio de la Polivalente y Rabia.

Además, no debe olvidarse la obligatoriedad de marcar al animal con el correspondiente chip que permite identificarlo en caso de pérdida o robo.