Wara-Wara Gatos

Siguenos en:

Gatos

Características - Cuidados Básicos - Vacunación

Características de los Gatos

cachorros de gatos

El Gato es uno de los animales preferidos por las personas a la hora de escoger una mascota.

En ciertos países como Reino Unido o Estados Unidos ha llegado a ser más habitual en los hogares que los propios perros.

Estos son animales muy independientes, inteligentes y curiosos que no acostumbran a necesitar tanta atención ni cuidados diarios como los perros. Es por esto por lo que muchas personas acaban decantándose por ellos a la hora de adoptar. Estas criaturas son extremadamente ágiles, les gusta muchísimo trepar y colgarse de los sitios.

También dedican gran parte de su vida a descansar y es común verlos acostados en sus lugares favoritos durmiendo y desperezándose.

Otro buen fragmento del tiempo que no dedican a descansar lo emplean en su cuidado personal. Son animales a los que les encanta acicalarse y lavarse, al igual que son muy meticulosos con la limpieza de su territorio. No es complicado ver a un Gato que entienda que debe hacer sus necesidades es un cajón de arena y no solo lo hará en dicho cajón sino que siempre enterrará sus deposiciones asegurándose de que estas quedan bien ocultas. Por todo este balance positivo, además de por su bonito y elegante aspecto el cual los hace tan adorables, es por lo que se han extendido tanto como mascotas.

Si bien es cierto que con todo lo anteriormente mencionado sobre los beneficios de tener un Gato en casa parece que sea el animal idoneo para adaptarse al estilo de vida del hogar, también cabe decir de ellos que son bastante trastos ya que les encanta arañar objetos como: cortinas, sofás, colchones, muebles, etc.

Esta cualidad suele ser una de las causas más comunes del por qué mucha gente se decide por no adoptar uno. Esta afición por arañarlo todo se debe a su instinto cazador y su constante dedicación al cuidado del principal arma que utilizan para ello, sus garras. Para reducir esta costumbre es recomendable instalar uno o dos rascadores especiales para ello donde puedan tratar sus garras sin necesidad de utilizar el propio mobiliario de la casa.

Cuidados Básicos Generales en Gatos

-Alimentación-

Los felinos son animales estrictamente carnívoros, es decir, se alimentan exclusivamente de carne. Para los Gatos domésticos existe una gran variedad de productos en el mercado que nos permitirán alimentar a nuestra mascota de la forma más correcta y eficiente posible.

Los Gatos deben combinar una dieta basada en alimento seco, como pudiese ser el pienso, con alimentos con contenidos de más del 60% de humedad, que se conoce como alimentos húmedos. Este tipo de alimento es el que suele contener las latas de alimento felino.

Estos animales requieren altos aportes de proteína y de un aminoácido fundamental para ellos como es la taurina.

Debido a su pasado desértico, los Gatos son malos bebedores de agua. Su cuerpo se ha adaptado a extraer la hidratación de los propios alimentos que consume por lo que si alimentásemos únicamente a nuestro animal con pienso seco, este no obtendría una adecuada hidratación.

Es muy importante la hidratación para nuestro animal y existen varias formas de potenciar el consumo de agua en ellos. Debemos procurar que el agua esté siempre fresca y cambiársela a diario ya que esto la hará mas atractiva para el animal. Será mejor si el recipiente que la contenga es lo suficientemente ancho como para que el animal pueda beber sin rozar sus bigotes sobre las paredes del cuenco. A los Gatos les llama la atención también el agua corriente por lo que disponer de una pequeña fuente de la que mane un poco de agua todavía les atraerá más a beber de ella. En el mercado existen varias fuentes para Gatos que pueden ser de gran ayuda en la ardua tarea por conseguir que nuestro animal consuma más agua.

Por otro lado la aportación de alimento húmedo en la dieta de nuestro Gato puede tener importantes beneficios para su salud aparte de la mejor hidratación ya mencionada. Un ejemplo puede ser la disminución del riesgo a sufrir patologías relacionadas con la orina (debido a la mejor hidratación), sirve de gran ayuda para las pérdidas de peso del animal y ayuda a fomentar un efecto de saciado en el Gato haciendo que este reduzca su ingesta diaria de manera voluntaria entre otros.

En cuanto al número de veces que deberíamos de dar de comer a nuestro animal, lo correcto estaría en unas dos veces al día dependiendo un poco de las características de cada individuo. Aunque los Gatos son animales que ingieren por lo general la cantidad de comida que necesitan, no es conveniente dejarles el comedero de forma perenne para que sean ellos quienes se autogestionen su sustento. Esto puede llevarles a ingerir más de lo necesario y puede desencadenar en la aparición de problemas de sobrepeso. Este fenómeno se ve fomentado sobretodo después de la esterilización ya que en esta fase suele aumentar bastante el apetito de los Gatos y también disminuye su nivel de actividad.

Cachorros

En referencia con la alimentación de los cachorros de Gato, la transición de la lactancia a la alimentación solida debe efectuarse de manera progresiva.

Entre el primer mes y el mes y medio de vida comienza a disminuir la lactación en medida que los cachorros se empiezan a interesar por el alimento de su madre. Los benjamines empezarán lamiendo los pequeños residuos de la boca de la madre hasta que comienzan a ingerir por sí mismos los alimentos solidos del comedero.

Es recomendable alimentar a la madre durante la lactancia con el mismo pienso con el que serán alimentados los pequeños en el momento del destete.

El destete completo de los pequeños debe llevarse a cabo entre el mes y medio y los dos meses de vida. Destetar a los animales antes de tiempo o a alguno de los individuos (sobretodo en camadas numerosas) ayuda a que la madre no reduzca en exceso sus reservas. Esto también tiene una parte negativa con respecto a que se trata de un momento de mucho estrés para los pequeños así que tampoco es conveniente adelantar el destete en exceso.

Una vez destetados es recomendable darle a los cachorros un pienso específico para Gatos en crecimiento y ofrecer unos suplementos de vitaminas y minerales, sin alterar el equilibrio nutricional de los pequeños. En esta etapa deberíamos de dar de comer a los Gatos hasta en tres ocasiones con alimento seco, pudiendo ablandarlo los primeros días con un poco de agua tibia. Si realizamos esta última operación retiraremos el alimento una media hora después de servirlo ya que este puede haber perdido todos sus aportes energéticos.

-Higiene-

Los Gatos, son animales súper higiénicos y aseados. Son capaces de mantenerse con un grado de limpieza bastante elevado por sí mismos, sobretodo si no tiene el pelo largo.

Aún así existen ciertas partes de su aseo en las que sí que es muy importante la involucración del cuidador.

A los Gatos de pelo largo debemos cepillarlos casi a diario. A los de pelo corto tampoco estaría de más hacerlo prácticamente con la misma frecuencia pero no es realmente tan necesario.

Se puede pasar un peine fino y un cepillo cuidadosamente para sacar bien todos los pelos sueltos del animal. También tendremos que llevar un riguroso control de sus garras. Si hemos instalado un rascador, simplemente se controlará que el Gato se las lima y que las tiene en perfecto estado sino fuera así tendríamos que cortarlas con cuidado de no dañar los vasos sanguíneos que se ubican en ella.

Es muy importante educarlos para que realicen sus necesidades en un espacio destinado para ello. No suele resultar difícil debido a la propia higiene innata que desarrolla esta especie. Lo más recomendable es utilizar un cajón con arena para que pueda enterrar las deposiciones una vez las ha hecho. La ubicación del cajón tendrá que ser en uno de los lugares más tranquilos de la casa y que le transfiera cierta intimidad al animal. También intentaremos alejarlo de los recipientes de la comida y del agua lo máximo posible. Es muy importante mantener siempre limpio su cajón retirando los excrementos los antes posible y realizando el cambio de arena al menos 2 o 3 veces por semana.

En cuanto a su comedero y bebedero deberán estar siempre impecables ya que sino los propios Gatos podrían llegar a rechazar la comida o el agua.

-Aspecto Visual-

Cuando convivimos con animales, es muy importante y resulta muy eficaz el hecho de pararnos a observarlos. Debemos analizar tanto su aspecto como en su comportamiento ya que cualquier cambio producido en ellos puede ser debido a problemas de salud o similares.

En primer lugar, los Gatos pueden ser víctimas de parásitos externos como pulgas, garrapatas, mosquitos o ácaros de sarna entre otros. Estos se pueden observar a simple vista con relativa facilidad.

Los diferentes parásitos pueden transmitir un gran número de enfermedades a nuestro animal por lo que es conveniente tomar medidas preventivas con collares antipulgas, pipetas, insecticidas especiales para Gatos o pastillas antiparásitos.

Otro fenómeno que puede apreciarse a simple vista es la obesidad. La obesidad es fruto de un aporte calórico excesivo que no se corresponde con el gasto energético del Gato. También puede darse debido a problemas en la glándula tiroides entre otros.

Como ya comentábamos anteriormente los Gatos son unos animales muy presumidos y pueden dedicar hasta 4 horas al día en su acicalado e higiene. Un buen síntoma de que existe algún problema en su organismo es cuando vemos que el animal pierde el interés en sus cuidados y empieza a mostrar el pelo sucio y sin brillo. Si esto ocurriera deberíamos acudir con nuestra mascota al veterinario para que nos proporcione un diagnostico y el tratamiento más adecuado.

También es importante controlarle los ojos ya que estos pueden sufrir tanto conjuntivitis como cataratas. En el caso de percibir alguna anomalía en sus ojos se debe acudir lo antes posible al veterinario.

Calendario de Vacunación para Gatos

En este apartado hablaremos de muchos temas todos relacionados con las enfermedades más comunes que suelen afectar a los Gatos y que vacunas existen para prevenirlas.

Además comentaremos que edades son las más apropiadas para administrarlas.

Los gatos pueden ser portadores de enfermedades como:

Otitis, Conjuntivitis, Rabia, Leucemia felina, Panleucopenia Felina, Peritonitis, Problemas Gastroinstestinales, Cistitis, Inmunodeficiencia Felina o Alergias.

Para evitar una posible patología grave en nuestro compañero o incluso un posible contagio nuestro por su parte, se ha instaurado un calendario de vacunas que intenta reducir al máximo el riesgo de que nuestro animal pueda llegar a padecerlas.

Las edades optimas en las que resulta conveniente vacunar a nuestro amigo son las siguientes:

-Al mes y medio se realiza la desparasitación.

-A los dos meses se vacuna de la Trivalente.

-A los dos meses y medio, se le administra al gato la vacuna de Leucemia Felina.

-A los 3 meses se vuelve a vacunar de la Trivalente.

-A los 3 meses y medio se vuelve a vacunar de la Leucemia.

-A los 4 meses se le pone la vacuna contra la Rabia.

Una vez cumplido este calendario durante sus primeros meses de vida se debe de seguir una rutina de vacunación cuando los Gatos son adultos. Estas vacunas se le inyectan al animal anualmente y se debe administrar una vez trascurrido un año de la última vacuna de cachorro. Estas vacunas son:

-Vacuna Trivalente.

-Vacuna de la Leucemia Felina.

-Vacuna contra la Rabia.