Wara-Wara Conejos

Siguenos en:

Conejos

Introducción - Cuidados Básicos - Veterinario

Introducción

Conejo holandes

Empezaremos esta descripción mencionando que a pesar de su semejanza, los Conejos no pertenecen al grupo de los roedores. Este el motivo por el que en esta web hayamos decidido desvincularlos creando apartados diferentes para cada uno de ellos.

Los Conejos pertenecen al grupo de los lagomorfos junto a las liebres y las picas. Dentro de este grupo se pueden diferenciar dos familias donde clasificamos a los Conejos en la de los Leporidae.

Son animales que pertenecen a los mamíferos herbívoros, es decir, se alimentan únicamente de plantas. Son criaturas muy atentas y desconfiadas debido a su bajo estatus dentro de la cadena trófica cuando se encuentran en libertad.

Aún así, son animales inteligentes y con carácter, pudiendo demostrar su descontento ante cualquier situación en forma de enfado.

A lo largo de la historia, la presencia de los Conejos en los hogares se limitaba básicamente al aprovechamiento de su carne como alimento para los humanos tanto en casas particulares como en granjas. Actualmente continúa siendo criado en granjas para su consumo pero en los hogares este animal ha conseguido modificar ampliamente su estatus, siendo cada vez más extensa su presencia como animal de compañía.

Decidirse por un Conejo a la hora de adoptar puede ser una muy buena idea. Los Conejos son animales muy cariñosos a los que les encanta juguetear pero que a la vez son muy independientes y saben manejar bien la soledad. Por estos motivos puede ser un compañero perfecto cuando no disponemos del tiempo necesario que requeriría el cuidado de otra mascota como por ejemplo un perro.

Que no necesiten de tantos cuidados como un perro no quiere decir que no necesiten de ellos ni necesiten atención diaria. A continuación os detallamos los cuidados y atenciones que conlleva tener a estos animales de mascota.

Cuidados Básicos Generales

Si queremos adoptar un Conejo tendremos que conseguir una jaula apropiada en la que estará nuestro Conejo durante el tiempo que no lo podamos vigilar y para descansar.

Esta jaula deberá ser cuanto más grande mejor. Debemos recordar que los Conejos son animales que en estado salvaje pasan gran parte del día corriendo e investigando por lo que en cautividad no será suficiente con mantenerlos encerrados en su jaula. Tendremos que proporcionarles un lugar de unos 4 m2 como mínimo que pueda inspeccionar y donde pueda realizar ejercicio prácticamente a diario.

Aún así, las medidas mínimas que debería tener su jaula son de 70 x 50 x 50 cm.

En ella instalaremos los accesorios como por ejemplo el bebedero (los más recomendables son los de tipo biberón), dos comederos (uno grande donde le colocaremos el heno fresco diariamente y otro más pequeño para proporcionarle el pienso de Conejo), un esquinero donde pueda hacer sus deposiciones y una cama o caseta donde pueda refugiarse en los días más fríos. También debemos colocar una mantita pequeña que proporcione calor y donde el Conejo pueda decidir si esconderse o no.

A los Conejos les encanta jugar así que podemos proporcionarle juguetes de madera que puedan entretenerse y roer. Estos además les ayudarán con el desgaste de sus dientes.

-Alimentación-

La alimentación es una de las partes más importantes en el cuidado de los Conejos. Una mala alimentación puede derivar en enfermedades intestinales o dentales, problemas de los cuales podemos reducir mucho las posibilidades de que las padezcan ofreciendo la dieta más adecuada a nuestro animal.

Los Conejos necesitan de un aporte elevado de fibras para evitar la proliferación de bacterias malignas en sus intestinos. Entre los problemas intestinales más frecuentes se encuentran los cólicos. Estos pueden llegar a ocasionar en muchas ocasiones la muerte del animal.

También será importante para evitar estos problemas que el Conejo realice suficiente ejercicio físico y que este bien hidratado por lo que tendremos que asegurarnos que siempre dispone de agua fresca disponible.

Sus dientes crecen de forma ilimitada. En este punto, la alimentación vuelve a ganar protagonismo pues debemos ofrecer a nuestro Conejo alimentos capaces de desgastar sus dientes al masticarlos para que no suponga un problema el hecho de que sus dientes alcancen un tamaño excesivo. El heno ayuda en gran medida a esta causa haciendo que el animal desgaste sus dientes al tener que morderlo.

Por lo general la dieta de un Conejo debe combinarse en un 80% de heno y 20% restante basado en alimento fresco como verduras y pienso especial para Conejos.

Existen varios tipo de heno resultado del secado de diferentes plantas y sería interesante ir variándolo para incentivar al Conejo en su consumo y aportar al animal los diferentes nutrientes que contienen los diferentes tipos.

La parte de alimentación que ocupa el otro 20% se le atribuye al pienso y a la verdura fresca. Resulta tan conveniente adquirir un pienso de calidad como escoger preferiblemente verduras de hojas verdes oscuras debido a que su aporte nutritivo suele ser mayor al de otras verduras. También se le puede ofrecer a modo de premio alguna porción de alguna de las frutas aptas para Conejos. Puedes ver una lista de las frutas y verduras más aconsejables para Conejos pulsando aquí (frutas y verduras aptas para conejos).

Es importante saber que no debemos alimentar a nuestro Conejo con lechugas ya que estas contienen Lactucarium y provoca diarreas en estos animales. También se compone de otras sustancias que podrían llegar a ser dañinas en función de su consumo. La zanahoria, a pesar de la estrecha relación atribuida como alimento favorito de los Conejos puede producir un aumento en los niveles de azúcar en el animal. Por este motivo no es conveniente ofrecer este alimento a nuestro Conejo, aunque podemos hacerlo en dosis muy controladas y no más de una vez por semana.

Veterinario

Existen ciertas enfermedades que afectan a los Conejos y por las que tendremos que vacunar a nuestro animal. Estas son:

-Mixomatosis.

-Hemorragia Vírica.

Ambas deben aplicarse cada 6 meses y deben pasar al menos 15 días entre ellas para poder ser inyectadas a nuestro Conejo. Conviene acudir a nuestro veterinario de exóticos para que nos planeé el calendario de vacunación más adecuado para nuestra mascota.